¿Es seguro Internet?

Publicado en Novatec en diciembre de 2009

Recientemente, una noticia hizo poner el grito en el cielo a los usuarios de Hotmail. Alrededor 10.000 cuentas de correo electrónico quedaron al descubierto y fueron publicadas con sus respectivas contraseñas en una página web. Días después, el escándalo salpicó también a 20.000 cuentas de Yahoo y Gmail. ¿La causa? Según se supo más tarde por un informe, las contraseñas de las cuentas de correo víctimas del ataque eran de todo menos complicadas: 123456. Ahora bien, los usuarios no son los únicos responsables de la seguridad en Internet.


El problema de la identidad

Para David García, director técnico de Tractis, empresa especializada en contratos online, el problema principal recae en el concepto de identidad. Porque, ¿cómo demostramos quiénes somos en el ciberespacio? “En la actualidad, las maneras de demostrarlo se basan en tecnologías de hace veinte años, como por ejemplo el usuario y la contraseña, que, en un momento en el que no estaba muy extendido el uso de Internet, era bastante seguro, pero ahora tiene muy poca capacidad de demostración”, afirma. Si colgamos una foto en el Facebook, reservamos unas entradas de teatro o enviamos un e-mail, igual no nos importa mucho, pero en el caso de transacciones bancarias a través de la red, el tema ya nos preocupa un poco más.

La seguridad en Internet consiste, justamente, en implementar mecanismos para que cuando se reciba un mensaje o se realice una transacción a través de medios electrónicos se asegure, no sólo el contenido, sino también nuestra identidad. “Están apareciendo nuevas tecnologías como los certificados o las tarjetas de identidad nacional, que en España puede estar ejemplificado con el DNI electrónico”, explica el director técnico de Tractis. “Por un lado, tienes la tarjeta física, que es irreproducible; y por otro, un pin. La combinación de estas dos cosas es lo que te da la seguridad de poder trasladar tu identidad de manera segura en Internet. De esta manera, puedes operar desde tu casa, desde el móvil o incluso desde un cibercafé con la garantía de que nadie puede interceptar estos datos y utilizarlos indebidamente porque son únicos”.

La teoría conspiratoria

Precisamente Tractis ha sido la empresa escogida por Red.es, entidad dependiente del Ministerio de Industria, para regalar 300.000 lectores de DNI electrónicos a los ciudadanos con el fin de incentivar su uso. El hecho de que este tipo de iniciativas se lleven a cabo, principalmente, por organismos públicos, genera todo tipo de controversias. “Existe una teoría conspiratoria que está muy presente en nuestras sociedades según la cual todo lo que proviene del Gobierno es malo o lo hacen para controlarnos. En cambio, a nadie le preocupa que operadoras de tarjetas de crédito como Visa o Mastercard sepan con quién vas a cenar, dónde vas de vacaciones o incluso cuáles son tus hábitos de consumo”.

La ventaja de estas nuevas tecnologías respecto a los mecanismos antiguos, basados en el usuario y la contraseña, es que son una buena manera de trasladar nuestra presencia del mundo físico a la red. Además, están legalmente cubiertas. “Ahora mismo, la capacidad probatoria de un certificado como el DNI electrónico es alta porque está reconocido, es decir, que detrás tienes una entidad que te da garantías suficientes como para probar que el certificado ha sido entregado a una persona en concreto”, concluye el director técnico de Tractis.

Los ordenadores españoles, protegidos

Según David García, es imposible que haya más control que en la actualidad, de ahí la importancia de que todos, tanto organismos públicos como empresas privadas y usuarios tomen conciencia de la importancia de la seguridad en el ciberespacio. De hecho, ya han empezado a hacerlo. Al menos eso es lo que se desprende del “Estudio sobre la seguridad de la información y la e-confianza de los hogares españoles”, publicado recientemente por el Instituto Nacional de Tecnología de la Comunicación (INTECO).

Una de las conclusiones más importantes del estudio es que en 2009 se ha evolucionado de forma más positiva en la utilización de medidas de seguridad (antivirus, cortafuegos, antispam, antispyware…) respecto al año anterior. Tanto es así que el antivirus, por ejemplo, ya es utilizado por casi el 90% de los hogares españoles, mientras que cerca del 80% utiliza cortafuegos y realiza actualizaciones del sistema operativo. La eliminación de archivos temporales y/o cookies y la utilización de contraseñas son medidas llevadas a cabo por alrededor del 78%.

En cuanto a las medidas de seguridad futuras, los usuarios de Internet encuestados muestran una actitud y predisposición positiva: un 33,3% afirma tener intención de utilizar el DNI electrónico dentro de los tres próximos meses, y un 22,9% declara que realizará copias de seguridad de sus archivos importantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s