¿Somos únicos?

Publicado en Novatec en noviembre de 2009

Foto: Carles Aliagas

Huellas dactilares, iris, retina, orejas… ¡Hasta nuestras venas delatan quiénes somos! Eso es, al menos, lo que se desprende de “¿Eres único?”, una exposición sobre biometría en la sede de la Obra Social Caixa Sabadell, asesorada por Francesc Serratosa, profesor de Ingeniería informática de la Universitat Rovira i Virgili.

¿Qué es la biometría?
Es la ciencia que reconoce a las personas mediante sus características físicas o de comportamiento. Las físicas son las más conocidas y más usadas antiguamente, como por ejemplo la huella dactilar, la huella palmar, geografía de la mano, iris, retina o cara. Las de comportamiento hace sólo unos años que se utilizan y dependen, no sólo de los caracteres físicos, sino de cómo nos movemos: la manera de andar, de firmar o de saludar.

No es una ciencia nueva.
Cierto. Los egipcios ya usaban caracteres físicos para reconocer a los trabajadores y así evitar el fraude de que uno pudiera cobrar dos veces. Por ejemplo, nariz estrecha, rasguño en la cara, ojos azulados…

¿Cuál fue el primer caso resuelto usando biometría?
Se cuenta que fue el caso de dos niñas asesinadas cerca de Buenos Aires. Inicialmente se acusó al criado de las niñas, un tal Velázquez. Pero más tarde se encontró una huella dactilar de su madre, Francisca Rojas, ensangrentada en el buzón de la puerta. Era el año 1892. Debido al impacto mediático de la noticia, las huellas dactilares se consideraron la mejor herramienta para luchar contra el crimen.

¿Se puede suplantar la identidad como ocurre en el film “Gattaca”?
Antes se tiene que discernir entre qué es la identidad de una persona y qué es la identificación. La identidad es tu manera de ser o de pensar y es cambiante en el tiempo. La identificación no es nada más que un código que se te otorga a ti de forma unívoca. Si el código del ADN sirve simplemente como código de una persona, entonces es tu identificación. Pero si sirve para deducir tu probabilidad de ser violento, como aparece en “Gattaca”, entonces ya entramos en el tema de la identidad. La biometría tiene que servir para identificar a las personas y no sustraerle su identidad sin permiso.

La biometría plantea problemas éticos como el excesivo control.
Si usted va por ahí con un móvil encendido, va enviando una señal cada pocos segundos de su posición. Y si en el trabajo o en casa se dedica a navegar por Internet, entonces Google almacena qué tipo de webs le gustan y genera su perfil. ¿Por qué temer por la biometría si ya estamos completamente bajo control? La biometría, en sí, no es buena ni mala, lo que puede ser problemático es su aplicación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s